Click sobre la imágen para ampliar.
 
 


En el proceso de vinificación se regula la temperatura mediante la inyección de aguas a la chaqueta, o doble cilindro, que envuelve toda la superficie de la cuba. Esta chaqueta garantiza un manejo óptimo, preciso y oportuno de temperatura permitiendo una refinada extracción de las características propias de las distintas cepas.

Una vez terminada la fermentación y descubado el vino, los orujos fermentados y macerados son extraídos también por gravedad a la prensa hidraulica. El vino fluye a las barricas de roble frances (Nevers, Vosges y Troncaise) para realizar ahí la fermentación malolactica y su crianza por un periodo promedio de 14 meses en el caso del AltaCima 6.330 y de 5 meses para el Chardonnay Premium.