Click sobre la imágen para ampliar.
 
 


La bodega AltaCima proyecta un equilibrio armónico entre arquitectura y paisaje e integra los más recientes avances del mundo enológico y medio ambiental.

El diseño permite un manejo muy gentil de las uvas aprovechando la gravedad para conservar la integridad de las pieles, poseedoras de la casi totalidad de las características del futuro vino.

En el segundo piso de la bodega las uvas son vaciadas manualmente sobre una cinta de selección donde se eliminan las partes no deseadas. Los granos seleccionados son suavemente molidos en la moledora ubicada encima de las cubas fermentadoras, evitando así la bomba de molienda.

Las cubas de acero inoxidables son bajas y anchas, en parte especialmente diseñadas para los vinos tintos. Su forma genera un sombrero delgado, de fácil extracción, el cual durante el proceso de fermentación es inundado con el Turbopgeur con el jugo, extrayendo todo el color, aroma, frutosidades y taninos que enológicamente se requieren. más